Quemador industrial

¿Qué es un quemador industrial?

El quemador industrial es aquella pieza que forma parte de una caldera y que tiene como misión originar la llama que procederá a generar el calor necesario para que tu caldera pueda cumplir su función, que será la de calentar agua o bien producir vapor.


¿Cómo funciona un quemador industrial y qué tipos hay?

El quemador industrial va a proceder a la quema del combustible para que se accione todo el mecanismo de la caldera, pero en su función no se limita solo a la producción de la llama. También debe mantener la llama funcionando de una forma regular para que el funcionamiento de la caldera sea continuo y estable. Esta pieza también se encarga de dotar a la flama de la fuerza y magnitud necesaria para que el proceso de calentamiento se desarrolle con normalidad.

El funcionamiento de estas piezas se estructura en diversas fases. En la primera de ellas se procederá a la regulación del combustible que se va a quemar. Posteriormente se procederá a la regularización del aire con el que se mezclará el combustible y luego, una vez que la llama esté ya presente, se pasará a controlar su fuerza y dimensiones. No olvides que existen una serie de elementos sensores que van a garantizar la seguridad del proceso controlando la temperatura o la presión, para evitar que se produzca cualquier tipo de incidencia.

En cuanto al tipo de quemador, puedes encontrar una gran variedad en función del tipo de combustible utilizado, por la manera de regular o por su sistema de encendido, entre otros condicionantes.

Atendiendo al combustible utilizado, nos encontramos con quemadores para gas, para elementos sólidos, como los pellets, o para elementos líquidos, como el gasóleo. En cuanto a su funcionamiento, tendremos quemadores manuales, automáticos o semiautomáticos.

También podemos establecer una clasificación de estos elementos en función de la forma de disponer el combustible. En el caso de los combustibles líquidos, estos pueden ser dosificados mediante un sistema de pulverización o de gasificación. En el caso de calderas para combustibles líquidos y quemadores para combustibles gaseosos, nos encontramos con quemadores que pueden ser suministrados por pulverización mecánica o del fluido complementario. En cuanto al encendido, también podemos diferenciar entre quemadores de encendido manual y mediante sistemas de encendido automático.

Atendiendo a la capacidad de generar calor, podemos distinguir entre tres tipos de quemadores. Los quemadores domésticos, cuya capacidad de generación de calor será inferior a 25 000 kcal/h, los quemadores comerciales, cuya capacidad oscilará entre las 25 000 y las 150 000 kcal/h, y los industriales, que superarán esa cantidad.

Debes saber que el quemador industrial es una pieza fundamental en el funcionamiento de una caldera. Conviene conocer su funcionamiento, variedades y mantenimiento para que nuestras calderas funcionen a la perfección y duren el mayor tiempo posible.

Sin comentarios

Añadir un comentario